&Follow SJoin OnSugar

Choni Hunting

Son muchos y están organizados
March 28, 2011
|

El componente aspiracional

Frontal y espalda de un ronaldis poligonerum choni en movimiento

Nombre científico: ronaldis poligonerum choni.

Peso: teniendo en cuenta el peso del músculo generado a base de machaque en el gimnasio pero contando con la ausencia de masa cerebral, en torno a 80 kilos.

Estructura: trapezoidal invertida.

Longevidad: no suelen sobrepasar las 5 décadas debido al consumo de esteroides y anfetaminas.

Hábitat: Gandía (Comunidad Valenciana).

Avistamiento: Playa del Grao de Gandía.

Condiciones del avistamiento: Al tratarse de un avistamiento al aire libre y en una playa de arena sin elementos de suficiente tamaño para el camuflaje, hubo que hacer uso de la técnica “tú ponte aquí y mira a cámara”, consistente en fotografiar a la/s persona/s que te acompañan y captar, de extranjis, al choni en cuestión en un segundo plano. El zoom hace el resto.

Ejemplo de técnica de captación fotográfica

Comentario: El espécimen ronaldis poligonerum choni es muy común en la playas españolas, si bien algunos expertos coinciden en que sus orígenes se remontan a principios de los años 90 en la Comunidad Valenciana, concretamente en el eje Valencia –Oliva que atravesaba la llamada ruta del bakalao. Teorías sobre sus inicios aparte, en la actualidad esta especie se puede avistar en casi en cualquier suburbio o ciudad dormitorio de la geografía ibérica. La primera parte de su nombre científico se debe a su gran similitud (el componente aspiracional es muy importante en la estética choni) con el futbolista Cristiano Ronaldo, ídolo choni desde sus tiempos en el Sporting de Lisboa. Obsérvense, tanto en la toma frontal como en la que se aprecia al sujeto por detrás, los elementos en común con el delantero de Real Madrid:

1) Pelado cenicero o formato estándar de pelo choni, consistente en raparse al dos los laterales y dejar largo el cabello superior a la altura del flequillo. Éste se eleva, posteriormente, con gel Giorgi o marca Día.

2) Pendientes y cadena: los tiempos de un solo pendiente en la oreja pasaron a la Historia en 1993. El ronaldis poligonerum choni lleva, al menos, tres aretes entre las dos orejas y una cadena de cuello visible desde la Luna. Según la definición de choni en Frikipedia, uno de sus puntos débiles es “la convergencia genética de su especie con las urracas (…) en especial, su aprecio a los metales brillantes, como el cromo o el oro”. Nos extraña la ausencia de pulseras y piercings varios.

3) Bermudas-chanel sobre gayumbos: las bermudas-chanel (llamadas así por su largo por debajo de la rodilla) o piratas no pueden faltar jamás en el armario de un ronaldis poligonerum. La prenda es válida tanto para trabajar como para hacer botellón, ya que se trata de la prenda comodín y, en ambas actividades, suelen realizar las mismas tareas. En invierno, se usan sobre falsificaciones de calzoncillos de marca (Calven Kline o Dolche & Gabarda) (ver foto de espaldas) y en verano, hace las veces de bañador.

4) Tatuajes: Aunque en la toma frontal no se aprecia con claridad, este espécimen lleva cuatro ideogramas japoneses (kanjis) tatuados en el abdomen. Desconocemos la lengua nipona, pero aventuramos que podría tratarse de alguna frase de amor hacia la hembra choni (“Te quiero, Lore” o “Raque y Migue, para siempre”) o, tal vez, un lema deportivo del estilo “Amunt Valencia”.

March 23, 2011
|

Las bodas son un filón (2ª parte)

 

Boda choni en el Parador de Sigüenza

Nombre científico: subespecies diversas de Maduris Bodorrium Clasichoni.

Peso: varias toneladas entre todos los ejemplares.

Estructura: variada.

Longevidad: variada, aunque presumiblemente corta por abuso de grasas y alcohol.

Hábitat: Sigüenza (Guadalajara).

Lugar de avistamiento: Parador Nacional de Sigüenza.

Condiciones de avistamiento: zoom óptico de cámara compacta Sony, aprovechando la riqueza monumental del entorno como excusa para la toma de foto.

Comentario: Dado el gran número de ejemplares detectados, detengámonos, por su particular interés, en siete de ellos. A la derecha, el choni descamisao acude a la boda presumiendo de que a él no le hace ponerse un traje ni Isabel Preysler en plan dominátrix, con lo que consigue el efecto opuesto al deseado: llamar la atención de la concurrencia por su absoluta falta de gusto, oportunidad y buen discernimiento. Algo más arriba, el choni de los zapatos blancos a juego con las gafas de sol sobre la cabeza porta un objeto inidentificable que, según el Departamento de Ampliación de Choni Hunting, podría ser una botella de agua con la que contrarrestar los efectos de las múltiples pirulas ingeridas para sobrevivir a la ceremonia religiosa previa. El mentado color blanco de zapatos y gafas combina, así mismo, con el sujetador del que tiene todos los visos de ser el ejemplar con el que se aparea periódicamente, vestido de rojo pasión a un par de metros a la izquierda. Dicho ejemplar mira embelesado a una señora con -atención- bambas también blancas y un vestido que no lucirían ni las responsables de la limpieza del propio Parador Nacional para ir al DIA. Su ¿marido?, al lado tratando de arrimar cebolla a la jovencita de negro, luce oronda barriga, cubierta por camisa y corbatas no aptas para daltónicos. El mejor ejemplar avistado en esta ocasión, una hembra solitaria en el extremo izquierdo de la imagen, contempla horrorizada a su familia, sin ser consciente de haber heredado, en su sola persona, todos los defectos de la misma. Sus zapatos siete tallas más grandes y sus piernas columneras, fruto de maratonianas sesiones delante del "Sálvame" televisivo, no son nada en comparación con las extensiones del pelo, que nos abstenemos de comentar, parafraseando al personaje de Jodie Foster en la película "Contact", cuando, tras ser enviada al lejano espacio exterior y contemplar de cerca la Vía Láctea, exclama entre lágrimas: "¿Cómo describir esto? No deberían haberme enviado a mí, sino a un poeta".


March 18, 2011
|

Las bodas son un filón

Las bodas son un filón

 

Nombre científico: Maduris bodorrium clasichoni

Peso: 65 kilos aprox.

Estructura: “complejo de Mordoch”, cara agitanada y culo gordo.

Longevidad: dependiendo de la vida que le den los hijos.

Hábitat: Alcalá de Henares (Madrid)

Avistamiento: En una boda en Bilbao.

Condiciones del avistamiento: Fue necesario esperar a que se girara aunque, como se trataba de una boda, resultó muy sencillo hacer la foto sin despertar sospechas.

Comentario: Como cualquier aficionado sabe, las bodas son un filón en cuanto a avistamientos chonis se refiere. Da igual que se trate de una boda cateta o de una fina, ya que, quien más y quien menos, tiene un choni en la familia o entre sus conocidos. En esta imagen, tenemos un magnífico ejemplar que tuve el placer de conocer en una boda hace un par de años. Como veis, la choni no se cortó una mierda en ponerse de largo tornasolado y rasos y mostrar escotazo, dejando ver el excelente trabajo de los tatuadores del Lianchi, famoso barrio chungo de Alcalá de Henares (Madrid). Especial mención merece su decisión de no quitarse los piercings para la ceremonia ni para el convite. Por otro lado, ¿no os parece fascinante que esta chica se haya gastado unos cuantos euros en ese vestido terrorífico (pero seguro que no barato) y que, sin embargo, decidiera ahorrarse 30 pavos en peinarse en Marco Aldany? Las raíces negras que asomaban sobre su oxigenada melena me tuvieron aterrorizada toda la boda. ¡Parecía peinada por un puto chimpancé! Como curiosidad, apunto que esta mujer aún no ha cumplido los cuarenta y ya tiene un hijo de veintidós años. Por entonces, acabada de divorciarse, razón por la cual no me extrañó que tuviera a bien aparearse con el stripper de la despedida de soltera. “Ej que estoy mu necesitá”, me comentó.


 

March 18, 2011
|

Bienvenidos

El oro, ese gran aliado del choni.

Bienvenidos a Choni Hunting, el primer blog sobre avistamientos choni que pretende mostrar al mundo los mejores o más peculiares especímenes choni que nuestras cámaras puedan captar. Con Choni Hunting, queremos crear un espacio de encuentro para todas aquellas personas que no puedan evitar contemplar atónitas (en ocasiones, incluso fascinadas) a estos increíbles personajes que, con sus estilismos imposibles y molestas costumbres, pueblan desde siempre nuestros pueblos y ciudades.

De esta manera, iremos dando forma a una especie de "guía choni" que nos ayudará a clasificar y, al mismo tiempo, entender el comportamiento de estas entrañables criaturas detestadas por unos y alabadas por otros. Ni que decir tiene que este blog también se nutrirá de las fotografías y vídeos que nos envíen los choni hunters, conscientes de que, cuántos más seamos, conseguiremos elaborar un "mapa choni" más completo y colorido.

Choni Hunting ya es una realidad. Pero, cuidado: son muchos y están organizados.

 

Press Row theme designed by Chris Pearson